EL - AUTÉNTICO - JESÚS DE NAZARETH ( 6 )

26.02.2016 21:36

En el artículo anterior nos quedamos en la Última Cena de Jesús con sus apóstoles y gracias a los documentos que cité encontrados en Qumran, dicha cena era un requisito previo para los Esenios antes del alzamiento armado contra Roma. En general, conocemos la anécdota. Saltemos las citas textuales (debido a que ningún evangelio nos ofrece la versión original), y hagamos un resumen del relato, sólo que enfatizando los aspectos imposibles:


Jesús se sienta a cenar con sus apóstoles, y entre otras cosas, les dice: “Esta noche, uno de vosotros me va a entregar”. Los apóstoles, presentados como ingenuos y simples, incapaces de definir sus planes o su ideología, empiezan a preguntar: “¿Seré yo?” Claro: una traición se puede improvisar, según la lógica del texto. Y en cosa de minutos, porque YA ERA DE NOCHE. Jesús sólo dice: “al que le dé de comer de mi propio plato”. Entonces, toma un poco de pan, le da de comer a Judas Iscariote, y ¡nadie se da cuenta! Y eso que estaban en la misma cena. Es decir: aparte de no tener planes concretos ni ideologías firmes, los apóstoles son ciegos o son idiotas.


Seamos serios: cualquiera que hubiese estado sentado cerca de Jesús en el momento en que dijo “el que me va a entregar es aquel a quien le dé de comer de mi plato”, no le hubiera quitado la vista al plato durante días, de ser necesario.


Entonces, cómodamente, Jesús le da de comer a Judas, y le dice “haz lo que tengas que hacer”. Y Judas sale y obedece, pese a que lo acaban de exhibir. Claro, los apóstoles siguen como si estuvieran en otra cena, sospechando que Judas va a repartir dinero entre los pobres, ya que es el tesorero del grupo.


Creo que jamás se ha escrito un relato acusatorio de una traición tan sinsentido. La conducta de los apóstoles es inverosímil, propia de verdaderos tontos, a no ser que lo que está escrito en el Nuevo Testamento no sea del todo real. No seas impaciente, ya lo iremos viendo.

Jose Badillo

Volver

BIBLIA Y MENTIRAS

Elementos: 1 - 87 de 87

Contacto

El Teólogo laico

© 2015 Jose Badillo

Haz tu página web gratisWebnode