LA FALSEDAD DEL SERMÓN DEL MONTE ( 3 ) Y ÚLTIMA.

12.02.2016 17:49

Resumiendo mis dos artículos anteriores, El Sermón del Monte pudo haberse incorporado a los evangelios de Mateo y Lucas a partir de las primeras décadas del siglo II. Es dudoso que dicho material hubiera llegado desde el siglo I a las iglesias griegas (para el texto de Lucas), debido a que en ese caso no hubiera tardado en darse a conocer en Roma, y de haber pasado eso también hubiera aparecido en el evangelio que, por esas épocas, también estaba cobrando su forma definitiva allí: Marcos.

El hecho de que no aparezca en este último prueba que dicho material, de origen seguramente palestiniense (de allí que Mateo lo use en abundancia) llegó a la zona griega durante la fase intermedia de confección de los tres evangelios de los que hemos estado hablando, y por ello es en la versión griega (Lucas) en la que aparece más compacto y reducido. En cambio, en la versión de Judea (Mateo), aparece sumamente elaborado y enriquecido con varios pasajes que, fuera de la zona, parece que ni siquiera se conocieron.

 

Tan factible es que hayan sido dichos de Jesús, como que hayan sido dichos de la tradición rabínica, que en esos momentos estaban en pleno proceso de compilación del material que, hacia finales del siglo II, se convertiría en la Mishná, la primera parte del Talmud. ¿Es posible que material de la tradición farisea-rabínica fuera incorporado por las iglesias primitivas, suponiendo que si eran sentencias de un “sabio judío” sólo podían ser de Jesús?. Veamos una comparación: “Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos”. Mateo 6.7.

 

Rabí Shimón decía: se meticuloso en la oración; y cuando reces, no hagas tu oración como rutina, sino como pedido de misericordia y rogativa ante D-os”. Pirkei Avot 2.18. "Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón". Mateo 5.28. "Cualquiera que mira con lujuria a una mujer es como el que tiene una relación ilícita con ella". Tratado Yomá 29.

Generalmente, este tipo de similitudes ha sido un argumento para suponer que ciertas enseñanzas de Jesús se parecían a las de la tradición farisea. Pero, estrictamente hablando, estamos ante pasajes que fueron incorporados tardíamente a los textos de Mateo o Lucas, y lo único que podemos afirmar es que LOS PASAJES se asemejan, ideológicamente, a las enseñanzas fariseas.

Más allá de eso, no hay ninguna evidencia documental, y menos aún alguna base historiográfica, para sostener que dichos pasajes se remontan a Jesús de Nazareth. A la luz de los hechos, el famoso Sermón del Monte no fue pronunciado por Jesús.

 

Jose Badillo

Volver

BIBLIA Y MENTIRAS

Elementos: 1 - 87 de 87

Contacto

El Teólogo laico

© 2015 Jose Badillo

Haz tu página web gratisWebnode