SAN PABLO ( 4 ) Y ÚLTIMA. UN MENTIROSO PATOLÓGICO

08.02.2016 18:18

Algunas personas bienintencionadas y con pocos estudios e investigación dicen que Pablo predicaba en las sinagogas de la diáspora. Sin embargo, no era bien recibido alli, como lo atestigua el historiador Benjamin Bar-Yonah (Tudelinis) quien escribe al respecto de tales visitas en Salónica:

 

Pablo de Tarso predicó tres shabatot (Sábados) seguidos en la sinagoga y no logró convencer a nadie. Sólo logró la expulsión por los rabinos montados en cólera.

 

También consideran que Pablo fue un shomer mitzvot (observante religioso), sin embargo Hechos 18:18 nos demuestra todo lo contrario, pues Pablo indudablemente realizo una especie de voto, como se menciona en libro de los Hechos de los Apóstoles:

 

18:18. Mas Shaul y con él Priscila y Aquila habiéndose detenido aun muchos días allí, después se despidió de los hermanos y navegó a Siria, habiéndose rapado la cabeza en Cencrea, porque tenía hecho voto. (Versión del Código Real.)

 

San Jerónimo se refiere a este voto a Aquila, pero no hay duda de que el texto se refiere a San Pablo.
Timothy Freke y Peter Gandy,  profesores de historia y arqueología, en su libro Los Misterios de Jesús, El origen oculto de la religión cristiana’, Grijalbo, Barcelona, 1999, explican “Cerca de Cencrea, sin embargo, había un templo de Isis donde los marineros griegos se cortaban el pelo y lo dedicaban a la diosa bajo el nombre de “Stella Maris” con la esperanza de una travesía sin peligros”.

 

Según el experto G.A, Wells, es su libro titulado ‘Did Jesus Exist’,  explica que en el culto alejandrino a la deidad Serapis y su consorte Isis, estaba muy extendido en el mundo grecorromano de entonces y menciona que es muy probable que Pablo de Tarso (el Rav Sual de los mesianicos) fuera un “administrador de los misterios” de Serapis. El emperador Adrianus escribe lo siguiente sobre los ciudadanos de Alejandría:

 

Aquí ves cristianos que adoran a Serapis y adoradores de Serapis que se hacen llamar obispos de xristo”.

 

La realidad es que “San Pablo” ni fue judío, ni predicó como tal. Adoraba el paganismo, las religiones Mistéricas y era el administrador de una de ellas. Sólo cambió a uno de sus dioses por otro nuevo.

 

Jose Badillo

Volver

BIBLIA Y MENTIRAS

Elementos: 1 - 87 de 87

Contacto

El Teólogo laico

© 2015 Jose Badillo

Haz tu página web gratisWebnode